Optometría               

IMAGEN ÓPTICA  | PERIODISMO CON VISIÓN


CONDICIONES DE ILUMINACIÓN
EN ESCUELAS PRIMARIAS


Nicté Franceli Ortega Orozco, Maruxa Lizbeth Pedroza

Revisado por MCO Sergio Ramírez González

ESTUDIO REALIZADO EN LA UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE AGUASCALIENTES POR ESTUDIANTES DEL 9 ° SEMESTRE DE LIC. EN OPTOMETRÍA.

Introducción
Hasta la llegada de la luz eléctrica en 1880, la iluminación en fábricas y oficinas provenía principalmente de la luz exterior, es decir, de la luz del día, por lo que los edificios eran diseñados de acuerdo a ello. Muchas fábricas se desarrollaban con estructuras tremendamente sencillas con ventanas y claraboyas para admitir el máximo de luz posible.
La luz eléctrica pasó a estar disponible comercialmente durante la década de 1890 y trajo la posibilidad a las empresas de estar adecuadamente iluminadas sin depender de sus formas y dimensiones. La mayoría de los expertos estaban de acuerdo en que la iluminación alrededor de 55 lux era suficiente para leer en una oficina. En pocos años el estándar de iluminación para oficinas en EE.UU. se dobló llegando a los 250 lux o más, e incluso algunos expertos reclamaron el uso necesario de lámparas de 500 W, pensando que el brillo de la luz era bueno.
Rara vez se ha examinado la importancia de la calidad de la luz y su influencia en el rendimiento. Sin embargo, un experimento demostró un fenómeno altamente criticable debido a la distribución de la luz; un fototropismo involuntario, o atracción de la mirada hacia la fuente de luz. De un modo inconsciente, el ojo humano desvía la mirada hacia la fuente de luz. Los puntos intensos de luz distraen la atención provocando parpadeos, mientras que puntos menos brillantes, pero en áreas más grandes, provocan más movimientos oculares y más duraderos. Si tales fuentes luminosas provocan distracción pueden influir negativamente en el rendimiento.
El fototropismo también tiene aspectos benéficos en el rendimiento; si el área de trabajo está más iluminada que los alrededores el trabajador no desvía la mirada de su zona de trabajo. Probablemente la consecuencia más importante del brillo de la luz en el campo de visión es el reflejo, que puede llegar a ser lo suficientemente grande como para que haya ojos que al adaptarse sufran fuertes molestias, incomodidad, o incluso grandes pérdidas de visibilidad. El reflejo puede ser directo, de la fuente radiante de luz o indirecto de cualquier superficie brillante que refleje parte de la luz recibida. Otros tipos de reflejo son a veces clasificados como: reflejo molesto que permite la visibilidad en la tarea, y reflejo discapacitado, que no le permite y dificulta la tarea de forma seria.
El objetivo de diseñar ambientes adecuados para la visión no es proporcionar luz, sino permitir que las personas reconozcan sin errores lo que ven, en un tiempo adecuado, y sin fatigarse, un diseño negligente de entorno visual puede conducir a situaciones tales como: incomodidad visual, dolores de cabeza, defectos

visuales, errores, accidentes, imposibilidad para ver los detalles, confusión, desorientación etc.
La iluminación es la cantidad y la calidad de la luz que incide sobre una superficie. Para poder iluminar adecuadamente hay que tener en cuenta la tarea que se va a desarrollar, las particularidades del usuario (defectos visuales, edad) as características del local.
Si se combinan situaciones adversas, como visión cercana de pequeños detalles y bajo nivel de iluminación, aparece la fatiga visual, seguida de la mental, que provoca una pérdida de interés por la actividad, irritación ocular y otros síntomas que reducen la calidad y productividad del trabajo. Otras situaciones adversas son la visión cercana durante largos periodos de tiempo, como las pantallas de visualización y las actividades que requieren largas lecturas, que agotan la capacidad de acomodación del ojo, o las actividades que requieren un cambio constante de enfoque entre objetos cercanos y lejanos, que también fatigan a los músculos ciliares.
En este trabajo se analizaron las condiciones de iluminación en escuelas primarias con la finalidad de conocer si son adecuadas para el estudiante, estudiar el tipo de iluminación, número de ventanas, color de las paredes, pizarrón. Es importante mencionar que la norma oficial mexicana de iluminación para escuelas primarias es de 300 lux.
Los antecedentes de esta investigación se basan en estudios realizados en oficinas en los cuales se han establecido medidas para las ventanas de ancho 9. 5 metros, con ventanas a ambos lados para obtener mejor luz natural. En un estudio sobre la influencia de la iluminación en el rendimiento escolar donde se ha enfatizado en la intensidad, o brillo y la visibilidad de pequeños detalles, se encontró que el reflejo hace ver con dificultad y de modo poco confortable. Sin embargo pocas veces se ha estudiado la importancia de la calidad de la luz y su influencia directa en el rendimiento. Se ha investigado la luz solar que pasa a través de las ventanas, observándose que el ángulo cambia con la posición del sol; su brillo cambia de acuerdo al momento del día. Se observó que la luz solar ayuda a definir texturas y contornos de las superficies.

Objetivo
Conocer si las condiciones de iluminación son las adecuadas para el estudiante en escuelas primarias.

Metodologia
El tipo de estudio que se realizó fue descriptivo, transversal donde el universo estudiado fue las escuelas primarias del municipio de Aguascalientes. La muestra es de tipo probabilístico aleatorio simple, se realizó un muestreo de 180 aulas de 60 escuelas. Los criterios de inclusión fueron escuelas del municipio de Aguascalientes, y los de exclusión las escuelas que estén construidas de adobe, que no cuenten con ventanas, aulas que no tengan fuentes de iluminación artificial. Las variables que se midieron en este estudio fueron numérica, discreta para la iluminación y categórica nominal para el color.

Materiales y métodos
Recolección de datos mediante una fuente primaria:
• Medición directa de la cantidad de iluminación presente utilizando el exposímetro.
• Formato de recolección de datos: nombre de la escuela, turno, aula, número de ventanas en el aula, número de lámparas en el aula, color del pizarrón, color de paredes, tipo de iluminación, posición de lámparas, número de lámparas fundidas.

Resultados
De las aulas estudiadas 108 correspondieron al turno matutino y 72 al vespertino. La media del número de ventanas fue de 15 con una desviación estándar de 6.03, la media de lámparas de 3.5, el 76% de las aulas con una iluminación blanca y el 23.3 % con iluminación amarilla, los colores de las paredes fue en un 3.9 % blancas, 49.4% color crema y un 46.7 % de otros colores, el 58.3 % tienen el pizarrón de color verde y el 41.7 de color blanco.
Las estadísticas de las cantidades de iluminación se muestran en la tabla 1.



En la gráfica se observa la tendencia de la iluminación (lux) por turnos:

Se realizo una regresión lineal para nación, en la que se muestra que las ventanas son el elemento estadísticamente significativo (ver tabla 2).



Conclusión
Los resultados obtenidos en el estudio muestran que la cantidad de iluminación en las aulas es mayor a la establecida por la Norma Oficial Mexicana, que es de 300 lux. En relación a los factores que influyen en la iluminación del aula se puede observar que el número de ventanas es significativo en el nivel de iluminación, en un segundo término influye el tipo de iluminación y el color de las paredes.
En base a la información obtenida se recomienda medir el efecto de un exceso de iluminación en el rendimiento académico de los estudiantes y considerar estos factores (número de ventanas y tipo de iluminación) en el diseño de las aulas para economizar energía eléctrica y aprovechar mejor las condiciones ambientales naturales.

Bibliografía
J MC CORMICK, ERNEST. 1976. ERGONOMIA. Ed GG Diseño, pág 279-281.
MÓNDELO, Pedro R. 2002. ERGONOMIA. 4 Ed. Ed Alfao-mega, pág 123-133