Oftalmología               

IMAGEN ÓPTICA  | PERIODISMO CON VISIÓN


VITAMINAS


Artículo enviado para su publicación por el Dr. Ignacio Mendoza Rangel
Director Médico de Laboratorios Grin

Consideraciones generales
A comienzos del pasado siglo se conocía que los componentes fundamentales de la dieta eran las proteínas, los hidratos de carbono, los lípidos, las sales inorgánicas y el agua. Los análisis químicos de los alimentos demostraban que las substancias mencionadas, en conjunto constituían prácticamente el 100 % del total de la materia.
Se pensó entonces que si se reemplazaban los alimentos naturales con mezclas compuestas por proteínas, glúcidos, lípidos y minerales en calidad y cantidad equivalentes al del alimento, debían obtenerse iguales resultados desde el punto de vista nutritivo. Sin embargo, los animales sometidos a esas dietas sintéticas mostraban una serie de trastornos que llevaban a la muerte.
Estas experiencias indicaban que, además de los compuestos reconocidos, los alimentos naturales debían contener otros factores esenciales. A estos compuestos desconocidos se les llamó factores nutritivos accesorios.
En 1911 Funk aisló uno de estos factores, como el compuesto poseía amina, le dio el nombre amina vital o vitamina.

Propiedades generales de las vitaminas
• Son compuestos orgánicos, de estructura química variada, relativamente simples.
• Se encuentran en los alimentos naturales en concentraciones muy pequeñas.
• Son esenciales para mantener la salud y el crecimiento normal.
• No pueden ser sintetizados por el organismo, razón por la cual deben ser provistas por los alimentos, solo una pequeñísima parte de ellas puede ser producida por bacterias intestinales.
• Cuando no son aportados por la dieta o no son absorbidos en el intestino, se desarrolla en el individuo una carencia que se traduce por un cuadro patológico específico.

Papel funcional de las vitaminas
Pese a su carácter de nutrientes naturales, las vitaminas no desempeñan funciones plásticas ni energéticas.
Muchas de las vitaminas integran sistemas enzimáticos, actuando como coenzimas o formando parte de la molécula de coenzimas. Otras cumplen su papel de un modo similar al de las hormonas, por esto son participantes esenciales de numerosas vías metabólicas y procesos fisiológicos.

Nomenclatura
Inicialmente se había reconocido la existencia de por lo menos dos factores vitamínicos. Uno de ellos era soluble en líquidos y solventes orgánicos y se le llamó factor liposoluble A. El otro, fue denominado factor hidrosoluble B.
Posteriormente se fueron descubriendo otros factores, a los cuales se les asignó las letras C, D, E, siguiendo el orden alfabético. En algunos casos como el de la vitamina K, el nombre corresponde a la inicial de su función principal (Koagulation en danés, idioma de su descubridor). El factor B resultó contener un conjunto de sustancias diferentes, a medida que se aislaban, se les asignaba con su índice numérico (B1, B2, B12, etc. ).
Aunque la designación con letras es todavía usada, actualmente se aconseja utilizar nombres relacionados con la estructura química o la función fisiológica.
Generalmente se divide a las vitaminas en dos grupos principales:

Liposolubles
• Vitamina A
• Vitamina E
• Vitamina K
• Vitamina D
Se almacenan en hígado, no se absorben ni se excretan fácilmente y su exceso puede resultar tóxico.

Hidrosolubles
• Ácido ascórbico o vitamina C
• Riboflavina o vitamina B2
• Ácido pantoténico o vitamina B5
• Cobalamina o vitamina B12
• Biotina
• Tiamina a vitamina B1
• Niacina o vitamina B3
• Piridoxina o vitamina B6
• Ácido Fólico
No se almacenan en grandes cantidades, se requieren regularmente en la dieta y generalmente su exceso no resulta tóxico.

Avitaminosis
Recibe este nombre el cuadro patológico producido por carencia de una o más vitaminas. Para cada vitamina, la deficiencia determina un cuadro característico.
La avitaminosis puede ser causada por:
1. Alimentación carente o deficiente.
2. Consumo exclusivo, durante periodos prolongados de alimentos conservados o cocidos a altas temperaturas. La cocción en contacto con el aire inactiva ciertas vitaminas (A y C).
3. Absorción deficiente en el intestino. Aun cuando el aporte vitamínico sea suficiente, la falta de absorción intestinal lleva a la avitaminosis.
4. Aumento de los requerimientos vitamínicos en determinadas situaciones como el embarazo, la lactancia, etapas de crecimiento, procesos febriles, tc.
5. Excesos desequilibrados de la dieta. Por ejemplo la ingesta exagerada de glúcidos aumenta los requerimientos de vitamina B.

Usos y abusos de las vitaminas
Los suplementos vitamínicos deben indicarse en casos perfectamente justificados. Lamentablemente es común la utilización irracional y en cantidades exageradas.
“Los nutrientes son tanto alimento como veneno. La dosis los convierte en veneno o en remedio.”
                                                                                                           Paracelso (1493-1541)

Cuando las vitaminas liposolubles son consumidas en exceso, las que no llegan a ser utilizadas tienden a acumularse en la grasa del organismo, provocando efectos perjudiciales. Están perfectamente documentados casos de hipervitaminosis por vitaminas A y D, que han llevado a la muerte.
Con respecto a las vitaminas hidrosolubles, está muy difundida la creencia errónea de que son completamente inofensivas por el hecho de que su exceso es eliminado a través de la orina. A medida que se incrementa la ingesta, aumenta la eliminación urinaria, hasta que se llega a un punto en el que el riñón no alcanza a eliminar el exceso, favoreciendo a la aparición de cálculos renales.
Suplementos o medicamentos, lo cierto es que para evitar caer en exceso el consumo de vitaminas debe ser indicado por un médico.

La vitamina A
Esta vitamina participa en el proceso de la visión, en el crecimiento, en el desarrollo de los huesos, en el mantenimiento del tejido epitelial (piel, pelo, uñas, mucosas respiratorias y de los ojos, etc.) y los procesos inmunitarios para evitar las infecciones.
Por ser la vitamina A componente de los pigmentos visuales, los encargados de una adecuada visión, una deficiencia importante en este nutrimento puede ocasionar desde una nictalopía o ceguera crepuscular (ceguera nocturna), asta la pérdida de la visión.
Su carencia puede alterar el crecimiento máximo de los niños e inclusive puede alterar el desarrollo psicomotriz. Se ha observado que su carencia o deficiencia, predispone a infecciones de las vías respiratorias y gastrointestinales.
La vitamina A se encuentra en productos de origen animal (Retinol) y los carotenoides en las frutas y verduras. Se mencionan las de mayor cantidad de este nutrimento: hígado, zanahoria, espinaca, duraznos, leche, brócoli, huevo, queso, pera, mantequilla, naranja, manzana, etc. El Retinol posee una mejor biodisponibilidad respecto a los carotenos.
Para que los alimentos aporten la mayor cantidad de vitamina A, es importante conocer que el cocimiento leve (al dente) de los carotenoides precursores de la vitamina A, que se encuentra en las frutas y verduras favorece su biodisponibilidad.

Vitamina E
Esta vitamina tiene como función principal participar como antioxidante “es algo así como un escudo protector de las membranas de las células que hace que no envejezcan o se deterioren por los radicales libres de oxígeno y que pueden resultar tóxicas o cancerígenas”. La participación de la vitamina E como antioxidante es de suma importancia en la prevención de enfermedades como isquemia cardíaca, toxemia del embarazo, tromboflebitis, fibrosis de seno y en traumas, donde existe una destrucción de células importante. La vitamina E se absorbe en el intestino y es necesario que se encuentren presentes las grasas.
Por todo lo anterior se puede decir que la vitamina E es la “vitamina de la juventud”, y el consumo de ella a través de los alimentos es sumamente importante, para cubrir las necesidades de vitamina E, hay que conocer que se encuentra principalmente en los aceites de germen de trigo, maíz, soja y girasol, también lo podemos encontrar en los chocolates y en la leche. Se encuentra también en muchas frutas, leguminosas y verduras.

Vitamina C
Tiene una potente acción antioxidante, participa en la hidroxilación de la prolina para formar hidroxiprolina en la síntesis de colágeno, sustancia de la cual depende la integridad de la estructura celular de todos los tejidos fibrosos (conjuntivo, cartílago, matriz ósea, dentina, piel y tendones). Participa en la cicatrización de las heridas y hemorragias. Posee dos electrones libres que pueden ser captados por los radicales libres de oxígeno los cuales carecen de un electrón en su estructura molecular por esta razón son elementos sumamente nocivos.
Son numerosas las fuentes que aportan el ácido ascórbico, por ejemplo frutas como los cítricos, verduras como el chile, jitomate y en hortalizas de hoja verde.
La falta de vitamina C origina una enfermedad conocida como escorbuto caracterizada por gingivorragia, gingivitis, aflojamiento de los dientes, resequedad de boca y de ojos, piel seca y alopecia entre otros síntomas que pueden conducir a la muerte.
Por la deficiencia de colágeno, las heridas no cicatrizan y las heridas de cicatrices previas se rompen, pudiendo dar lugar a infecciones secundarias. Son comunes las alteraciones neuróticas que consisten en histeria y depresión, seguida de disminución de la actividad psicomotora. Recordar que la vitamina C se elimina a las tres horas de ingerirla, por lo que debe tomarse varias veces al día.

Cobre
Necesitado por el hierro para la formación de hemoglobina, involucrado en la formación del pigmento melanina que colorea la piel y el cabello, esencial para la utilización de la vitamina C, interviene en la formación de hierro, forma parte del tejido conectivo, es un factor importante de la tirosinasa, la cual convierte la tirosina en melanina. Interviene en la formación de eritrocitos y leucocitos.

Selenio
Actúa junto con la vitamina E como antioxidante ayudando a nuestro metabolismo contra la acción de los radicales libres de oxígeno. Ayuda a protegernos contra el cáncer, mantiene en buen estado las funciones hepáticas, cardíacas y reproductoras.

Manganeso
Tiene una intervención muy importante en la contracción y relajación muscular, mejorando la circulación, interviene en la producción y transferencia de energía para la buena conducción nerviosa, esta implicado en la biosíntesis de colesterol y como cofactor enzimático, interviene en la síntesis proteíca.

Zinc
Es vital para el crecimiento, regula el desarrollo sexual, la producción de insulina y las defensas naturales además del desarrollo epidérmico y capilar. Posee propiedades antioxidantes. Forma parte de la anhidrasa carbónica en los eritrocitos, esencial para el intercambio de CO2.

Zeaxantina y Luteína
La zexantina y la luteína componentes primarios del pigmento macular han demostrado: filtrar la luz dañina, proteger los vasos sanguíneos que abastecen la mácula y proteger contra el daño de reacciones foto químicas mediante su actividad antioxidante.
El nombre de Luteína proviene del latín luteum (huevo) luteus (amarillo), un pigmento amarillo de la familia de los carotenoides y que está presente en la yema de huevo, caléndula y en vegetales de hoja verde. La luteína es un carotenoide con propiedades antioxidantes, que ayuda a proteger al organismo del ataque de los radicales libres oxígeno. Este carotenoide, se acumula pigmentando el punto de la retina llamada mácula (mácula lútea) en la cual la percepción visual es más aguda (centro de la visión). Su principal función es la de proteger estas áreas del daño producido por el ataque de los radicales libres de oxígeno.
Nuestro organismo no sintetiza luteína y depende de fuentes dietéticas y de los suplementos alimenticios para poder garantizar su aporte. No es nutriente esencial y sin embargo, es muy importante para una óptima salud.
Fórmula de la luteína:
C40 H56 O2
Peso molecular: 644
La luteína no tiene actividad de la vitamina A.
Fuentes dietéticas: algas, arándaros, yema de huevo, guisantes, espinacas, caléndula, berros, col rizada, repollo rizado, raíz y acelgas.
Un estudio publicado en el British Journal of Ophtalmology analizó 35 frutas y verduras y su contenido en luteína y zeaxantina. El porcentaje de luteína en maíz y brócoli es de 60% y 22% respectivamente. La yema de huevo posee 85% de luteína.

Acción
Es antioxidante, estimuladora del sistema inmune, protege a las células de la piel contra la radiación.

Indicaciones
En cáncer colorectal, de mama, de pulmón y de próstata. Como antioxidante en Cataratas y Degeneración Macular.

¿Cómo actúan la Zeaxantina y la Luteína?

La parte externa de la retina es rica en ácidos poliinsaturados que son atacados por los radicales libres de oxígeno y sufren un proceso de oxidación debido a la incidencia de la luz en esta área. Es por este motivo que esta zona tan vulnerable se protege con nutrientes como son los carotenoides, los cuales bloquean esta acción oxidante.
Se cree que estos antioxidantes también ayudan a mantener la integridad de los vasos sanguíneos que irrigan la región macular de la retina.
LA LUTEÍNA Y LA ZEAXANTINA SON LOS CAROTENOIDES ESPECÍFICOS QUE ACTÚAN PROTEGIENDO LA MÁCULA, DONDE SE ACUMULAN PIGMENTÁNDOLA. ASÍ FILTRAN LOS RAYOS DE LUZ Y COMBATEN A LOS RADICALES LIBRES QUE AMENAZAN CON DETERIORAR LA VISIÓN YA QUE LA CAPA GRASA EXTERIOR DE LA MÁCULA ES ESPECIALMENTE VULNERABLE AL DAÑO OXIDATIVO.
La mácula es la parte central y vital de la retina. Registra imágenes y las envía por el nervio óptico del ojo al cerebro. La mácula es la responsable de la visión central que es indispensable para enfocar el detalle: lectura, conducción y las características faciales. Es la zona responsable de la función visual fina y discriminativa y es donde la visión adquiere perspectiva de espacio.
Se sabe que la densidad del pigmento macular puede servir para predecir la salud del ojo en general, ya que está directamente relacionada con la preservación de la claridad del cristalino (y por lo tanto de las cataratas) y la sensibilidad de la retina.
A menudo se habla de la importancia de los antioxidantes en la prevención de las cataratas. Los antioxidantes ayudan a proteger el cristalino del ataque de los radicales libres de oxígeno generados por la luz solar.

¿Qué es la Degeneración Macular Relacionada con la Edad (DMRE)?
La mayoría de los pacientes con DMRE empiezan anotar problemas visuales después de los 50 años. La DMRE es la causa más común de ceguera legal en personas mayores de 50 años en el mundo occidental. La causa de la DMRE aún se desconoce, sin embargo, los investigadores están explorando diferentes teorías sobre el desarrollo de la enfermedad. La DMRE es un reto tanto para el Oftalmólogo como para el paciente, dado que existen muy pocas alternativas de tratamiento.
La foto-coagulación con láser es un tratamiento probado efectivo, pero sólo una minoría de pacientes puede beneficiarse del mismo.

Tipos de DMRE
La DMRE se presenta de dos formas: seca y húmeda. La mayoría de las DMRE empiezan como secas y pueden convertirse en húmedas.

DMRE Seca
Es causada por atrofia del epitelio pigmentario de la retina y las células fotorreceptoras que se encuentran en su proximidad. La pérdida de la visión con este tipo de DMRE es generalmente lenta y gradual. El paciente puede experimentar zonas blancas de no visión en el área central del campo visual. A medida que el tiempo pasa, la DMRE seca puede causar una gran pérdida de los detalles de la visión, sin embargo esta pérdida no es tan severa comparada con la forma húmeda.
La DMRE seca se conoce como degeneración macular atrófica o no-neovascular. La DMRE es la forma más común y leve de DMRE (85%-90% de todos los casos). El signo clave de identificación de la DMRE seca es una lesión pequeña, redonda, blanca-amarilla localizada en la mácula llamada drusa. La pérdida de la visión asociada a la DMRE seca es mucho menos dramática que los casos con DMRE húmeda. Actualmente no existe tratamiento para la DMRE seca.

DMRE húmeda
La DMRE seca puede usualmente convertirse a la forma húmeda , con la aparición de vasos sanguíneos anormales desde la coroides (angiogénesis). La razón por la que esta angiogénesis aparece es desconocida, no obstante se cree que está relacionada con un daño a la Membrana de Bruch causada por los depósitos de drusas. Estas actuarían como estimulantes que promueven el crecimiento de los vasos sanguíneos subyacentes hacia el espacio subretiniano y la retina. Estas zonas de neovascularización son frágiles y tienen propensión a la extravasación, filtración y hemorragia, formando eventualmente una cicatriz fibrovascular resultando en una pérdida irreversible de la visión.
El deterioro de la visión asociado con la forma húmeda es generalmente severo y puede ser rápido. A diferencia de la forma seca el paciente puede manifestar pérdidas de la visión y distorsiones debido al efecto de la neovascularización de la retina. La DMRE húmeda tiene menor prevalencia que la DMRE seca, presentando un 10% 15% de todos los casos. El término húmedo significa neovascularización coroidea (NVC), el desarrollo de vasos sanguíneos anormales debajo del epitelio pigmentario de la retina (EPR). El potencial de pérdida de la visión severa es mucho mayor.

SNELVIT producto
SNELVIT es una formulación especial de antioxidantes oculares (Xantofilas, Vitaminas y minerales) de origen natural que protegen las estructuras más finas de la Retina (mácula ), del daño ocasionado por los procesos oxidantes causados por los radicales libres de oxígeno. SNELVIT es un excelente sustituto de las deficiencias dietéticas de las personas que, por sus hábitos alimenticios, tienen una baja ingesta de dichos antioxidantes.
Por lo tanto SNELVIT reduce el riesgo o el desarrollo de enfermedades degenerativas de la retina. Su formulación permite que a la dosis de una a dos cápsulas al día, el paciente cubra los requerimientos y aproveche óptimamente los componentes de SNELVIT.

Puntos a destacar del producto
• SNELVIT reduce el riesgo o desarrollo de patologías degenerativas de la retina.
• SNELVIT contiene Zeaxantina y Luteína las cuales juegan un papel muy importante en la prevención de la degeneración macular senil y de las cataratas.
• SNELVIT con su contenido de Zeaxantina y Luteína actúa como antioxidante para proteger la mácula contra la luz visible de onda corta.
• SNELVIT puede inhibir el daño a las células provocado por los radicales libres de oxígeno.
• SNELVIT suple la deficiencia dietética de los pacientes que tienen una baja ingesta de antioxidantes.

SNELVIT: ACCIÓN ANTIOXIDANTE QUE PREVIENE EL ENVEJECIMIENTO OCULAR.
SNELVIT: EL BALANCE EFICAZ DE XANTÓFILAS, VITAMINAS Y MINERALES CON ACCIÓN ANTIOXIDANTE.

Beneficios
• Actividad ocular por más tiempo que los pacientes agradecerán.
• Ojos vitales y sanos por más tiempo.
• Confiabilidad y seguridad.
• Cómoda dosificación de una a dos cápsulas al día = cumplimiento del tratamiento.